Noticias

¿Final de la crisis inmobiliaria?

A principios del año 2008, sufrimos el fuerte impacto del pinchazo de la burbuja inmobiliaria en España, que ha traido durante estos ocho últimos años  un desplome brutal, tanto de los precios como de las transacciones y los créditos hipotecarios. Este tsunami produjo cambios importantes en un sector, considerado tradicionalmente como uno de los motores de nuestra economía, pero también en los hábitos de los españoles, saliendo beneficiado el alquiler respecto a la compra, tanto en incremento de precios como en aumento de la oferta.

Algo parece que está cambiando, en los datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística, se aprecia un incremento en el número de compraventas que ha crecido un 13,9 % en un año hasta las 367.476 unidades, lo que nos hace pensar que a finales de este año 2015, podamos llegar a las 400.000 casas vendidas en un año. Este dato, aunque  está muy lejos del casi millón de viviendas del 2006,  implica signos de mejoría que hay que analizar.

El INE también muestra que se ha producido un incremento del 4% en el precio de la vivienda española durante el último año; pero aquí hay que ser muy cuidadoso, este cambio de tendencia se está produciendo solo en zonas de ciudades como Barcelona, Madrid, capitales vascas y algunos municipios costeros del Levante (sobre todo Costa Blanca) y Andalucía (Costa del Sol). Por otro lado, en zonas donde el número de viviendas en venta sigue siendo muy elevado, la demanda se reduce y los propietarios no tendrán más remedio que seguir ajustando los precios a la baja si quieren cerrar la operaciones.

Pese a que recomendamos  prudencia en nuestras expectativas ya que todavía quedan más de 1.500.000 casas vacías en España de las que 500.000 son de difícil venta, estamos ante unos datos muy positivos Por otra parte y más específicamente en nuestra zona, estamos apreciando un incremento de inversores que están demandando viviendas para posteriormente alquilarlas, estos huyen de los bajos intereses que ofrecen el plazo fijo de los bancos y buscan rentabilidades alrededor de los 5.5 puntos de media que están dando ya los arrendamientos.

Con todo lo expuesto, y teniendo en cuenta el mercado de la costa Blanca y más particularmente el de Calpe, podemos decir que si está habiendo una recuperación del sector inmobiliario, por pequeña que sea, está produciéndose en mayor mediada aquí, y si tiene que ir a mejor, será en esta zona geográfica antes que en la mayor parte del resto del territorio español.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *